Venganza y exterminio sin justicia

Por Gabriel Alliende Figueroa

Un anciano general de ejército, Don Héctor Orozco, ingresó hoy a Punta Peuco. Si es culpable o inocente, ahora está en manos del Señor. El no pudo vestirse, cubierto con una bata, cumplieron con la inclemencia de ingresarlo como reo. Claro que el no sabe donde está, a sus 92 años sufre demencia senil, no se vale por si solo, es dependiente de terceros para que le subsanen sus miserias humanas.

La sociedad chilena y los poderes del estado, han consolidado un macabro campo de exterminio. Muchos han muerto en prisión, otros por propia decisión y otros que próximo podrían seguir el mismo camino por las condiciones de salud física y mental.

Este grupo agnóstico e impío, resolvió resarcirse e indemnizarse durante 27 años a costo del erario fiscal y sembrar la muerte, la agonía, angustia, padecimiento, dolor, hasta el último hombre uniformado o policial, que por edad les correspondió vivir el gobierno cívico-militar.

Con la izquierda chilena uno puede entender, que cumplen con su empirismo idealista, para ello, aprovecharon la psicología y ésta, la psicología, supone que el conocimiento tiene vivencias (torturas, reconocimientos de voces,lugares, nombres, alias y sobrenombres), lo que les permitió la enunciación de la tesis de las violaciones a los derechos humanos, tesis que tiene una fuerte proposición: justicia sin perdón, con dos variantes, la afirmación que si las hubo y siempre, diariamente y en todo el país y la segunda, enlazada con la primera, es la negación a la verdad histórica, todo ser sometido a proceso es culpable.

Con el señor Piñera y Ubilla, fieles referentes del NO y serios aspirantes a ser paladines de los derechos humanos y que representan a la derecha económica de Chile, les viene bien el término de la «Enajenación» término que acuñado por Marx significa que el hombre no se experimenta a si mismo como factor activo en el entendimiento de la cosa pública, es la naturaleza la que rige por sobre los demás, aquí viene Piñera, es él que se agrega a ella y está por sobre los demás. Como antaño con la idolatría del viejo testamento, Marx no combatió a los Dioses, si a los ídolos. Piñera adora lo que el mismo ha creado. A los soldados los ninguneó, los hirió y los dejó con yagas abiertas.

Que conveniente para el mundo politeísta del bacheletismo y del piñerismo, ambos convencidos que Dios es producto de la mente del hombre, ambos gobiernos amigos del nepotismo y del poder de los cargos y del dinero. Para seguir en esta vía, había que destrozar a las FFAA, separar a los activos de los pasivos, destruir sus doctrinas, usos y costumbres. Negarle los recursos de la ley del cobre. Ambos le han demostrado a las FFAA y a la POLICIAS, que son más fuertes y como tienen el poder total, son más fuertes, por ellos deben perseguirlos, hasta que las FFAA y las POLICIAS se sometan al Credo del Fanatismo político.

Más Artículos

Artículos de Opinión

¿DONDE ESTÁN LOS LOBOS?

Se acabaron las elecciones y todos los parlamentarios han vuelto a sus rediles a disfrutar de este raro verano. Se acabaron los lobos matones y feroces de puntos de prensa, los de las redes sociales, ...

Leer más

Noticias

¡Una clara advertencia!

https://mobile.twitter.com/lehuedejuan/status/1483961808440348673 Centro de Generales de Ejército @cengecentro El Centro de Generales de Ejército, respalda la honesta y militar declaración del Gene...

Leer más

DD. HH.

La narcoguerrilla en el Sur en su apogeo. Y????

Segunda muerte del día por hechos de violencia en Macrozona Sur: agricultor recibió seis disparos Víctor Rivera y Carlos Zamorano Joel Ovalle fue emboscado en un camino que une Alboyanco con Coll...

Leer más