“Durante más de dos años ha habido una especie de pacto de silencio sobre la intromisión extranjera el 18/O”.

Por Sergio Muñoz Riveros:

Una reunión virtual en que los “primera línea” de Chile y Colombia compartieron tácticas, confirma la tesis que el analista Sergio Muñoz Riveros ha venido repitiendo desde 2019: la presencia extranjera en el llamado “estallido social”. “Es evidente que ha habido una colaboración estrecha, intercambio de experiencias y, seguramente, financiamiento compartido”, reafirma.

Las recomendaciones sobre cómo manifestarse frente al alza del transporte, marcaron la cita virtual entre dos representantes de la “primera línea” chilena y sus símiles colombianos denominados como “Escudos Azules”. Un registro que fue detallado por El Líbero en un reportaje y que causó preocupación por la influencia de ideas foráneas en el denominado “estallido social”.

En el video que quedó de registro del encuentro, el colombiano que dirigía la transmisión, identificado como ‘Amok’, aseguró que conoció a los chilenos “luchando, peleando en las calles de Santiago” y les pidió entregar consejos a sus compatriotas para la evasión que habían convocado el 11 de enero en Bogotá.

En conversación con este medio, el analista político Sergio Muñoz Riveros habló sobre las implicancias de la intervención extranjera en las protestas de 2019 y que, hasta la fecha, se mantienen cada viernes causando desmanes en la Plaza Baquedano. “Durante más de dos años ha habido una especie de pacto de silencio sobre la intromisión extranjera el 18/O “, sentencia Muñoz.

Y es que en el intercambio entre los “primera línea”, los manifestantes chilenos aconsejaron a los cafeteros sobre cómo manifestarse en contra del aumento de 150 pesos colombianos en el transporte público. Uno de los temas más cómodos para los encapuchados que aseguraron que nunca habían vuelto a pagar el metro, tampoco la micro, e hicieron un llamado a incentivar las evasiones masivas.

El viaje de la violencia 

“Nosotros nos conocimos peleando en las calles de Santiago”, dijo un joven colombiano en el video que se difundió por Instagram, al referirse a la coordinación entre los activistas de “primera línea” de Chile y Colombia. ¿Cuál es su impresión al respecto?

-El reportaje aporta nuevos elementos al conocimiento de las oscuras fuerzas político/delictivas que actuaron en la revuelta antidemocrática del 18/O. Es evidente que ha habido una colaboración estrecha, intercambio de experiencias y, seguramente, financiamiento compartido. Confío que en algún momento conozcamos toda la trama de esto que algunos periodistas -que a lo mejor supieron antes lo que iba a ocurrir-, bautizaron como “estallido social”, con lo cual se trató de ennoblecer la barbarie.

Es sabido que el presidente Piñera y el presidente Duque, de Colombia, tenían un enemigo común: Nicolás Maduro. Todo indica que el régimen venezolano, que considera a ambos gobernantes como sus principales enemigos en la región, actuó en su contra con escasos escrúpulos.

Es evidente que ha habido una colaboración estrecha, intercambio de experiencias y, seguramente, financiamiento compartido”.

-El reportaje evidencia que los colombianos piden consejos a los chilenos sobre cómo llevar a cabo la revolución. ¿Cabe la posibilidad de que sea nuestro país el que esté exportando los métodos de revuelta?

-No puede extrañar ese tipo de intercambios, en uno u otro sentido. Es posible también que haya chilenos que adquirieron experiencia en Colombia u otro país de la región, y que ahora sean exportadores de las técnicas de vandalismo. Lo que está claro es que la globalización cubre también la actividad criminal en sus múltiples expresiones, una de las cuales es la acción delictiva con ropaje de lucha social.

La idea de la revolución, asociada antiguamente a la lucha por la igualdad, es hoy un camuflaje para los negocios sucios, el narcotráfico, el tráfico de armas, la extorsión, los secuestros, etc. El caso de México es penosamente ilustrativo. No hace falta demostrar que en la Araucanía estamos ante expresiones de bandolerismo y narcoterrorismo que se cubren con la bandera mapuche. Hace tiempo que se sabe de los contactos de la Coordinadora Arauco Malleco y las FARC, la narcoguerrilla de Colombia. Hemos llegado a un punto en el que los grupos armados de la macrozona sur plantean un inmenso reto al Estado en el terreno de la fuerza, frente al cual este no puede retroceder. Esperemos que el nuevo gobierno no vacile en este terreno decisivo.

Un plan elaborado

La intervención foránea en las protestas en Chile es una advertencia que Muñoz ha lanzado en numerosas ocasiones. Incluso, justo cuando se cumplieron dos años de los hechos de violencia, el también autor de Estado de Alerta, aseguró que existían evidencias de intervención extranjera y citó un Informe de Inteligencia del Ejército que reveló que previo al 18-O, entraron 600 agentes clandestinos al país, quienes eran expertos en guerrilla urbana. Tal como consignó Muñoz en dicha instancia, “debieran haber obligado al Presidente de la República a tomar la iniciativa de convocar al Consejo de Seguridad Nacional y advertir al país”.

-En una entrevista, usted dijo: “Creo que hubo manos negras, también extranjeras, aunque no es tan fácil probarlo (…) Aquí corrió mucho dinero, gente que se dedicó al vandalismo en jornada completa y con los incentivos correspondientes”. ¿Confirma su impresión sobre la presencia de otros países?

-Estoy convencido de que hubo intromisión extranjera en la revuelta de 2019. Al principio, fue una deducción política. Hoy, existen mayores elementos de juicio que confirman que Chile fue agredido con técnicas de sabotaje y destrucción en gran escala. El ataque al Metro buscó desarticular la vida de la capital. Fue golpeada su columna vertebral, con un mensaje que buscó aterrorizar a la población: todo es posible. Lo más probable es que la “mano de obra” de esta y otras operaciones, como los saqueos y los ataques a cuarteles policiales, haya sido proporcionada por bandas de delincuentes, pero la planificación y la coordinación fueron necesariamente políticas. Había que crear una situación de caos y desgobierno que condujera al derrocamiento del presidente Piñera. No hay que olvidar que el 19 de octubre, el diputado Guillermo Teillier, jefe del PC, pidió la renuncia del presidente. Parecía estar cumpliendo su parte.

Parte de los nuevos antecedentes los proporcionó el propio presidente Piñera, en julio de 2021, al reconocer ante la fiscal Claudia Perivancich, de Valparaíso, que pocos días antes del 18/O, el ministro de Defensa de entonces, Alberto Espina, recibió un informe de la dirección de inteligencia del Ejército, que indicaba la entrada al territorio de 600 agentes venezolanos y cubanos, expertos en guerrilla urbana. Es evidente que todavía no conocemos la historia completa de nuestras desgracias. Chile fue atacado a mansalva el 18/O, y el gobierno debió denunciarlo ante el mundo.

Había que crear una situación de caos y desgobierno que condujera al derrocamiento del presidente Piñera. No hay que olvidar que el 19 de octubre, el diputado Guillermo Teillier, jefe del PC, pidió la renuncia del presidente”.

-La difusión del video sobre la colaboración colombiano-chilena movió al ministro de Defensa de Colombia a denunciar que activistas chilenos habían avivado las protestas contra el alza del transporte público. ¿Qué le parece esa reacción, considerando que la denuncia de la intervención extranjera en Chile parece haber quedado en el limbo? 

-Es oportuna la pregunta. El ministro colombiano hizo bien en denunciar la presencia de activistas chilenos en su país, lo que contrasta con el hecho de que acá ha habido durante más de dos años una especie de pacto de silencio sobre la intromisión extranjera el 18/O. Que yo sepa, ningún equipo de periodistas ha iniciado una investigación a fondo sobre este tenebroso asunto. Y sucede que el país necesita saberlo todo. Esperemos que los órganos especializados de las FF.AA. ya tengan un cuadro más completo de lo ocurrido. Se supone que la experiencia vivida servirá para reforzar los sistemas de seguridad interior del Estado.

Más Artículos

Artículos de Opinión

FF.AA.

El Vicealmirante Parga tenía razón El Gobierno ha decidido remover al Vicealmirante Jorge Parga como jefe de la Defensa Nacional del Biobío. El motivo sería el respaldo público dado al cabo Leona...

Leer más

DD. HH.

En Uruguay reconocen a los Héroes de la Guerra Fr...

Muy especialmente, me quiero dirigir a los familiares de nuestros camaradas, fallecidos en prisión en el correr de los últimos 12 meses, así como, a aquellos que sufren una reclusión injusta. Señ...

Leer más

Artículos de Opinión

PARANOIA E IDEOLOGÍA

  Por Humberto Julio Reyes             Desde que se hiciera evidente que Putin iniciaría una guerra de agresión debo ser solamente uno entre millones que han buscado una explicación rac...

Leer más