Derechos Humanos en Chile

Carta de uno de los condenados injustamente por el ministro Alvaro Mesa:

 

 

 

 

ALGO HUELE MAL, MUY MAL

 

El pozo séptico de la justicia

                                                        Parte de la Escoria Judicial

         Parodiando a dos distinguidos académicos que citaron a Platón en los diálogos de La República con respecto al significado de la justicia, Toribio, modestamente no puede menos que subirse al carro de la referencia “De que justicia estamos hablando” y no tan solo por lo que arrojan las encuestas, en que un 65 % de los chilenos considera que en Chile no se tiene asegurado un proceso judicial justo, medición que es absolutamente insuficiente, si ella se hiciera en el ámbito de las Fuerzas Armadas en retiro, afectos exclusivamente a un sistema obsoleto no vigente en Chile desde el año 2000, donde las funciones de investigar, procesar, formalizar y acusar estaban en manos de una misma persona. Labores que en el actual sistema están absolutamente separadas, confirmando que en Chile no todos somos iguales y no estamos afectos a la misma justicia. Lo anterior ha permitido a jueces corruptos e ideologizados volcar su venganza en quienes hace 50 años en cumplimiento a órdenes superiores lograron erradicar la subversión y el terrorismo, pasando por alto todas las normas vigentes en cuanto a un proceso justo, haciendo de la prevaricación y de las ficciones jurídicas un arma incontrastable, encontrando eco con el mismo criterio en las Cortes de Apelaciones y la Corte Suprema, en especial en la Segunda Sala Penal, bastión al que la mayor parte de jueces y ministros aspiran para gozar de una remuneración envidiable, una carrera que se prolonga hasta los 75 años, con autos fiscales y conductores que pagamos todos los chilenos, independiente de que muchos de estos letrados, sentados en verdaderos tronos de fino cuero y noble madera, cuales agotados reyezuelos se duerman en las audiencias.

            Hace pocos días una desconsolada madre escribía que su hijo de 18 años mientras cumplía su Servicio Militar en La Serena, en octubre del 2019 y a causa del estallido delincuencial integró una patrulla  para el control del orden público, donde resultó herido de muerte un joven de 26 años mientras delincuentes asaltaban un Supermercado. Considerado inicialmente como testigo, sin habérsele peritado su arma fue encontrado culpable y el descriterio de jueces, enajenados mentales, sin el mínimo criterio y sentido común lo condenaron a 10 de prisión, que hoy cumple junto a delincuentes comunes y avezados en ese lugar. Y así pretenden que nuevamente los militares salgan a control del orden público. Toribio, espera que los mandos institucionales no cedan a las presiones políticas hasta que no se otorguen las garantías correspondientes, a riesgo que se les considere que deliberan y… ya va siendo hora que lo hagan. Pero este no es un caso aislado, en Colina 1 y Punta Peuco hay ancianos que superan los 68 años, que hace 50 años hacían su S.M.O. La discusión de las RUF, solo es una excusa de los políticos para decir que ellos cumplieron, cuando saben que serán impracticables y los militares volverán a pagar los platos rotos. Cinismo e hipocresía.

            Sin embargo, el estiércol de la justicia cuál alfombra de petróleo que se extiende después del naufragio de un carguero, no solo cubre con su manto de putrefacción a parte de los jueces sino que alcanza hasta el Ministerio Público, como el ex Fiscal Nacional Abbot, compañero de lides con la comandante Claudia, que ocupó dos veces de la presidencia de la república; la fiscal Chong, que procesó a un joven carabinero, a quien le atribuyó las fuerzas del Hombre Verde para lanzar a un delincuente que huía por sobre las rejas de un puente del río Mapocho, pese a los videos que demostraban lo contrario; la misma que se abstuviera de investigar las platas ilícitas llegadas desde el extranjero para financiar la campaña de Bachelet; y otros largo de enumerar. En Chile, siempre afirmábamos que los males que existían en otras sociedades no llegarían a nuestro país. Así pasó con la droga,  no solo en su consumo sino en comercialización e incluso en la producción; el narco terrorismo; el crimen organizado que asola nuestras ciudades, con sus brazos que lo permiten, como lo es la “mexicanización de la justicia”

          Actualmente se investiga a dos abogadas que en la ciudad de Los Ángeles se dedicaron a defender a los narcotraficantes y al crimen organizado, Susana Cortés, esposa del Defensor Local  Jefe de la Defensoría Penal Pública de Los Ángeles, Patricio Gutiérrez Marinao; y Andrea Romero Jara, casada con el fiscal adjunto de la Defensoría Local de los Ángeles, Rodrigo Durán Fuica, que defendieron a un sicario venezolano, Moisés Bastardo Bastardo, que armó una cacería humana, acusado de cinco asesinatos frustrados y lograron que saliera absuelto; y felizmente, sin éxito a los hermanos Corvalán, integrantes del clan Los Corbatas que había sembrado el terror en dicha ciudad. Se  sospecha traspaso de informaciones y de regalos de los narcos a funcionarios públicos, lo que ha dado lugar al allanamiento de las oficinas de la Fiscalía de Los Ángeles y de los bufetes de las citadas abogadas.

            Aló, perdón, eres tu Pepe Grillo. ¿Qué pasa?

─ ¿Qué sacas con escribir estas columnas? ¿Tú crees que servirá de algo? La solución es otra, amigo.

─ Estoy claro que no tengo la solución. Pero no puedo hacerme partícipe de la anomia que envuelve a nuestra sociedad, incluso a nuestros camaradas. Por lo menos quiero estar con mi conciencia tranquila. Yo no tengo un batallón ni una brigada para arremeter contra los tribunales como en otros países, por el desquiciamiento de la Justicia, corrupta e ideologizada; ni contra jueces que han afirmado que el Regimiento Tucapel era un centro nazi de exterminio y condenaron con cadenas perpetuas a una veintena de hombres solo por pertenecer al Ejército, ante el silencio imperturbable de quienes deben  que salir a defenderlo; y las Cortes como si nada, como fuera de lo más normal. Mi única arma es este simple teclado que trata de sensibilizar a quienes lo lean y lo difundan.

         Ayer   visité Colina 1. Que lejos está del que conocí hasta el año pasado. Hoy es un centro de hacimiento de ancianos, donde los comedores, enfermería y cocinas han sido habilitados por más de cien camaradas, como dormitorios, tapados con simples cortinas, donde la carencia de servicios higiénicos dada la extensa población constituye un gran problema; algunos internos dada sus enfermedades y ancianidad, muchas veces se orinan en los pantalones haciendo cola para ocupar un servicio y…quizás más. ¿Cómo será en el futuro invierno ante las lluvias y el intenso frío, se suspenderán las visitas y habilitarán los corredores como comedores para los internos?

            Humillante e indignante. Para estos viejos soldados no existen los derechos humanos. Ni nadie que los defienda, solo condenados a morir enfermos y abandonados. El pago de Chile.

FERNANDO HORMAZABAL DIAZ

General de Brigada (R)

 

 

Enrique Slater

@slater_enrique

Los indicativos de la ausencia de justicia se basan en hechos concretos. Evidencian venganza y odiosidad hacia Militares y Carabineros. Esa forma inconstitucional de proceder contra servidores públicos, afecta las bases mismas de la institucionalidad. https://fhormazabaldiaz.blogspot.com/2024/03/228-algo-huele-mal-muy-mal.html?m=1…

 

Más Artículos

Artículos de Opinión

Derechos Humanos en Chile

Carta publicada en el Diario Austral de Temuco:       ARBITRARIEDAD Y ABUSO !!!!! Hasta la publicación de este post, no se había notificado a los internos postulantes a la Salida Domi...

Leer más

Artículos de Opinión

FF.AA. y Carabineros

¿Una Justicia en contra de Chile? Señor director: Durante las últimas semanas, la opinión pública ha seguido con interés la situación del soldado conscripto, Carlos Robledo, condenado a 10 año...

Leer más

Artículos de Opinión

Política y Gobierno

*Sursum Corda… ¡Arriba los Corazones!* Por Cristian Labbé Galilea ¿Cómo escribir en estos días una columna con un sentido positivo, con un llamado a ser optimistas? ¿Cómo garrapatear unas poc...

Leer más