El escenario se abre

7efac-gonzalo-rojas-sc3a1nchez
Por Gonzalo Rojas Sánchez

Las elecciones municipales son valiosas en sí mismas, y son también una profecía. Así por lo menos se las utiliza: como señales del futuro.

Pero las del domingo pasado sirven de poco para profetizar y de mucho para especular.

Obvio: ese 62% de chilenos que pocas semanas atrás afirmaba no tener candidato presidencial parece corresponderse con el 65% que no tuvo tampoco candidatos locales por quienes votar. Casi dos tercios, la módica suma de unos 9 millones y medio de compatriotas habilitados, no votó. Una bicoca.

Esa bicoca es la que está en juego.

Por eso, quien crea que los resultados del domingo pasado le entregan algún tipo de seguridad está muy equivocado.

ricardo-lagosMientras Ricardo Lagos afirmaba que «el proyecto se mantiene inalterable» y Sebastián Piñera se gozaba de las victorias de Matthei y Alessandri, los ciudadanos miraban atónitos las cifras de ausentismo. Atónitos los que fuimos a votar, al comprobar el desproporcionado valor que tienen nuestras preferencias -estamos ya casi en una aristocracia- y atónitos los que no lo hicieron, calculando lo que podría suceder si se animaran el año próximo.

Partamos por el análisis de los casi 5 millones de sufragios emitidos, de los cuales tres cuartos corresponden a los dos conglomerados principales. ¿Pueden arrogarse Piñera y Lagos esos votos, casi por mitades, como si fueran respaldos sólidos de sus respectivas postulaciones? De ninguna manera.

kast-osandonJosé Antonio Kast y Ossandón, por un lado; Allende, Insulza y Guillier, por otro, bien pueden clamar que una parte importante de esa torta les corresponde a ellos, ciertamente una porción imposible de cuantificar, pero tan real como que algunos de sus principales adherentes obtienen votaciones muy relevantes. Piénsese en Nora Cuevas en San Bernardo con relación a Kast y en Germán Codina en Puente Alto, respecto de Ossandón. Y si esas eran candidaturas algo más evidentes, no deben ni en la UDI ni en RN pensar que las votaciones recibidas por sus candidatos serán necesariamente votos piñeristas, sino que más bien les corresponde dilucidar a quién realmente apoyarán esos electores en la primera vuelta del año próximo.

Y si el escenario se abrió respecto de los votos emitidos, cuánto más lo está en relación a quienes no sufragaron.
La ruta la inició Enríquez-Ominami hace casi ocho años, un camino que ahora es casi imposible que pueda recorrer con soltura (los resultados de su partido muestran cuán difícil le resultará reencantar electores).

Después, Jackson había logrado movilizar a miles de jóvenes hacia Providencia, hace cuatro años: ganó. Boric logra ahora incentivar a miles de universitarios porteños para que hagan lo mismo en Valparaíso: ganó con Sharp.

sharp-boric-jacksonUna vez más, la estrategia está clara: los jóvenes, los jóvenes. Solo que en una presidencial lo que importa es lograr un entusiasmo y un compromiso a gran escala de decenas y decenas de miles, para que trabajen con intensidad en la campaña y después voten.

En eso, José Antonio Kast y Ossandón tienen el futuro abierto y sacan ventaja. ¿Por qué? Porque son primerizos en estas lides, porque han tenido una cercanía grande con los jóvenes en los últimos años, porque han optado por la independencia, porque muestran idearios más centrados en convicciones fuertes que en medidas pragmáticas. Y, por último, siempre podrán defender su posición afirmando que todos los votos que ellos aporten en primera vuelta son más fáciles de sumar en la segunda… a quien corresponda.

Piñera y Lagos asumieron como propias las votaciones de sus conglomerados y ahora intentarán fidelizarlas, pero saben perfectamente que solo una parte les corresponde.

El escenario está abierto.

Más Artículos

Artículos de Opinión

Comentario de  Patricio Quilhot,  13.Agosto. 202...

Escuche los siempre interesantes comentarios políticos de la realidad nacional de Dn. Patricio Quilhot; ¡𝑰𝑴𝑷𝑬𝑹𝑫𝑰𝑩𝑳𝑬! :

Leer más

Artículos de Opinión

Nueva constitución

Vea lo que opina un político de izquierda:   Y lo que opinan los pueblos originarios: https://fb.watch/eTTl8p1vWo/?fs=e&s=cl https://fb.watch/eU3Owur6r5/?fs=e&s=cl  

Leer más

DD. HH.

La verdad al final sale, ahora es el tiempo de la ...

Un maquiavélico «Pacto de Silencio» de quienes se coludieron para inculpar al Coronel Julio Castañer y destruir su vida personal y familiar. Un falso testimonio, comprado por un periodista avalado...

Leer más