Opiniones sobre la situación actual de militares (R)

*País a la Deriva*


Por Cristián Labbé Galilea

El tiempo pasa vertiginosamente, y muchas veces ni siquiera tenemos conciencia de lo fácil o difícil que nos ha sido el camino recorrido, porque los insondables misterios de la mente nos dicen qué recordar y qué olvidar. Pero, curiosamente, en política pareciera que el asunto pasa por otro carril; hemos llegado a la mitad del periodo del actual gobierno, y resulta imposible olvidar todas sus chambonadas…

La realidad está saturada de evidencias de desgobierno, de indolencia, de faltas a la probidad, de ausencia de gestión, a las que se suman: desafíos al ordenamiento institucional y al Estado de Derecho; conductas que han puesto en riesgo la seguridad nacional y el prestigio internacional… Para qué seguir, han sido dos años de decrecimiento, inseguridad y, por qué no decirlo… de vergüenza nacional.

Estando a la vista el fracaso gubernamental, llama la atención la desfachatez del Presidente al sostener que en sus dos años de gobierno “el país ha crecido… lo recibimos en una situación muy complicada, pero la hemos podido normalizar” (sic), y además con toda desvergüenza augure que “entregarán un país mucho mejor que el que recibieron” (sic). Como me dijo un parroquiano, ¿que estará fumando este señor?

Convencida esta prospectiva pluma que no es mucho lo que se puede esperar de quienes pasaron “sin escala” desde la calle a La Moneda, sugiere que, si miramos para atrás, debe ser con la intención de analizar los errores cometidos, y de sacar a la oposición de este “modo de supervivencia” y del marasmo en que ha estado sumida.

La oposición debe partir de la base que el Presidente, en la segunda mitad de su mandato, no va a hacer nada distinto a lo realizado, porque está conforme con lo logrado.

Un análisis realista debe considerar que el Mandatario, a pesar de todo lo dicho y de haber transgredido importantes paradigmas y tradiciones republicanas, ha logrado mantener un 30 % de adhesión, lo que no es poco; además, algo muy importante… no se ha apartado de la tutoría del Partido Comunista, ni de las aspiraciones refundacionales de la izquierda más dura.

Así las cosas, los sectores partidarios de la Sociedad Libre deben asumir con convicción que el mejor momento para empezar a construir un futuro de orden, seguridad, bienestar y progreso, es ahora, ¡ya! Por lo mismo, deben empezar a actuar, hablar, y caminar con mayor claridad y firmeza, porque “no se dejan huellas andando en puntillas”

Siempre habrá “brujos estrategas” que esperan un “mejor momento” para actuar… Se equivocan: “lo que se planta hoy se cosechará mañana”, luego, será tarde, y dentro de algunos años estarán más arrepentidos por lo que no hicieron que por lo que hicieron.

La idea fundamental de esta modesta pluma es que, estando en la mitad de “la marejada izquierdista”, lo que se requiere son políticos comprometidos con los valores de la Libertad, que sean capaces de realizar un trabajo valiente, consistente, metódico, y ordenado, que sirva a “una estrategia conjunta” más que a intereses partidistas… Urge encontrar una tripulación que tome la caña, recupere el rumbo y rescate al país de la deriva en que se encuentra.

 

POPURRI NEFASTO. Parte 4

 

Semanas de Infierno.

Militaritis aguditis.

            Nuestro querido Chile no está exento de que cada cierto tiempo sufra de esta enfermedad y hoy estamos siendo víctimas de ella. Una “militaritis aguditis”, en que gran parte de la opinión pública y de sectores políticos interesados, vean la solución de la mayor crisis de orden público y seguridad a través de toda nuestra historia republicana sea con “manu militari”, es decir con la fuerza de las armas. Pero en modo “chilensis”, es decir con las manos atadas, a fin de evitar atropellar los derechos humanos de los delincuentes que actúan sin ningún tipo de limitaciones, con crímenes y asesinatos que nos ponen a la altura de algunas naciones africanas, porque incluso hay antecedentes de canibalismo.

            Toribio en su recurrente ironía, alaba a los hermanos argentinos que tienen un certero y agudo ojímetro para describir la realidad. Que seríamos sin los tangos como “Cambalache “y “Como nos cambia la vida”: ¡Nada es mejor! ¡Lo mismo un burro que un gran profesor! No hay aplazaos ni escalafón, los inmorales nos han igualao…Vos destrozaste mi vida y, ya ves, por no matarte, cierro los ojos y sueño y te veo como antes… ¡Cómo nos cambia la vida!…Toma ese espejo y mirá…Vos sos aquella que un día llevé confiado al altar.

           Pero la mayoría de los chilenos no sufrimos del “alemán” del que parecen adolecer los dirigentes del Frente Amplio, del Partido Comunista e incluso algunas celebridades del socialismo democrático, cuando fustigaban al reciente fallecido exmandatario e incluso lo acusaron constitucionalmente. El PC lo acusó de “recurrir a una argucia legal para disponer el cuidado de la infraestructura crítica a las FF.AA cuando el gobierno queda sin política… deja en evidencia que las violaciones a los DD.HH. son una política de sistemática tanto del alto mando de Carabineros como del gobierno (…) también pasa por transformar las actuales fuerzas de orden y seguridad, en particular a Carabineros; debemos terminar con una policía militarizada que se pone como objetivo perseguir al movimiento social, realizando montajes, reprimiendo, golpeando, violando, esa institución no puede ser la responsable del uso del monopolio de la fuerza en el futuro Chile cambió, Chile Despertó.

            Recuerden que en su desvarío ideológico e ignorancia no faltaron quienes propugnaron modificar las FF.AA.; con escalafón único y al mando de una autoridad civil; un ejército de paz para tareas de apoyo a la ciudadanía en situaciones de catástrofe naturales, pues no existía peligro de conflicto bélico con nuestros vecinos dada las excelentes relaciones y estando en democracia, etc., etc.

            Toribio se pregunta si el ex mechero que saltó de la universidad como fracasado a la calle, de ahí al Congreso y luego por la estupidez de los chilenos a sentarse en el sillón de O’Higgins, conocería algo de las FF.AA., cuando durante el estallido delincuencial que ellos propiciaron y alentaron, salió a increpar a miembros del Ejército que en Estado de Emergencia decretado por el Gobierno portaban fusiles: “Y andan con armas de guerra, vociferaba, fuera de sí”. Y él, que discrepaba de los Estados de Emergencia y que nunca haría uso de esa herramienta, no demoró lo que dura una lombriz en el pico de un pavo para acudir a este. ¿Cuánto tiempo llevamos con el empleo de las FF.AA. en colaboración con Carabineros, supuestamente para enfrentar el terrorismo de la Araucanía, en tareas limitadas basadas en la absurda proporcionalidad de la fuerza y acotada a caminos que a nada conduce si no se emplean con todas sus capacidades y en toda la zona víctima de la insurgencia? Y bajo este mismo criterio el gobierno ordenó el despliegue militar en las fronteras de Arica, Parinacota, Tarapacá y Antofagasta para controlar la inmigración irregular.

            Como “otra cosa es con guitarra”, según el adagio popular, ahora a todo el mundo, excepción de algunos comunistas, pero muy razones muy distintas a los que piden la intervención de las FF.AA, para el control del orden público en Infraestructura Crítica (I.C.) ─pues ellos se alimentan del caos y la delincuencia─ padecen de militaritis aguditis como única forma de atir este flagelo y se olvidaron del ayer, pues en la actualidad hay varios condenados y procesados pertenecientes a Carabineros y al Ejército, que en cumplimiento de sus obligaciones hicieron uso de las armas que afectaron los DD.HH de los delincuentes durante un Estado de Excepción Constitucional. Como si ello no importara, el alcalde Maipú, Vodanovic, (RD) del conglomerado que sustenta al gobierno de Boric, pidió en La Moneda la intervención de militares en el control de orden público en I.C., a lo que han sumado otros alcaldes de RD y del PS apoyados por parlamentarios del mismo sector; y en respuesta, el joven que alardeaba de gustar “mear en un casco de general” estaría dispuesto a considerar y no se cerró a incluir el despliegue militar en zonas urbanas. ¡Pop!

            Si bien es cierto que la I.C. está definida en nuestra Constitución, sin embargo, según el juicio de algunos doctos incorporó algunos conceptos “abiertos e inasibles”, es decir difusos, incomprensibles, vaporosos, según la RAE, lo que dificulta la aplicación de la ley. Por otra parte, la Regla de Uso de la Fuerza (RUF) lleva meses en discusión y son tantas las limitaciones o pasos requeridos que su implementación ─basados por supuesto en normas de la ONU de los años 1979 y 1990─ requerirá un largo periodo de capacitación y entrenamiento en quienes tendrán la responsabilidad de aplicarlas. Que ante una duda, Toribio cree que el funcionario estimará hacerse el sordo antes que perder su trabajo e ir a la cárcel, más aún considerando que hay jueces y fiscales de izquierda que no dudarán en condenarlos, como sucedió con el cabo Lavin Villalobos condenado a 7 años de carcel por herir de bala en la pierna a un delincuente.  A mayor abundancia el Ejecutivo en una de las indicaciones plantea que los reglamentos “deberán considerar especificaciones para un uso diferenciado de la fuerza en los casos en que exista presencia de niños, niñas o adolescentes, mujeres, diversidades sexuales, personas con discapacidad, migrantes, indígenas o personas adultas mayores”. Omitiendo que en Chile no hay persona ni grupo privilegiados. Art.19.2 CPE.

           Finalmente, Toribio hace un severo llamado a esos vociferantes de la derecha que a través de diversas plataformas sociales tratan de traidores a las FF.AA. y llaman a un “general con pantalones” para intervenir y terminar con la crisis que afecta al país, a que usen esas redes para abogar por los centenares de ancianos y enfermos en total hacinamiento que hoy están falleciendo o a riesgo de morir en los penales de Punta Peuco, Colina 1 y otros recintos por salvar a Chile hace 50 años, de lo mismo que estamos viviendo ahora, abandonados por el Estado y por quienes, al igual hoy claman en demanda de una nueva intervención, mientras los militares son víctimas de la venganza de una justicia espuria y corrupta, que ex profeso no es consecuente con la defensa de los DD.HH. que dicen defender. Saben que más, váyanse a la soberana crestita.

♪ El patito chiquito, el patito chiquito cantaba “la alegría ya viene”

♪ El patito chiquito, el patito chiquito cantaba la “alegría ya llegó” 

♪ El patito chiquito, el patito chiquito cantó la alegría llegó “pero… ya la cagó”

Sorry. Pero Toribio es un ser humano. “Hasta la vista Baby”

FERNANDO HORMAZABAL DIAZ

            General de Brigada (R)

Más Artículos

Artículos de Opinión

Derechos Humanos en Chile

El día del Padre     “Esto es tortura” A propósito de la columna del martes 11 de junio de 2024, en la Tercera, cual se informa respecto de la acción de amparo de los internos del CCP...

Leer más

Artículos de Opinión

FF.AA. y Carabineros

Lo que la prensa no muestra ni comenta. Y este es solo un regimiento entre muchos en acción:         ¿Justicia? Óscar Aranda, ex director de Inteligencia de la Armada: “Es pre...

Leer más

Artículos de Opinión

Informaciones Legales:

Hay que seguir los buenos ejemplos:   Jueces, notarios, políticos y diplomáticos en un solo cambalache:

Leer más