Control constitucional

Arduo e intenso «trabajo» de la Convención Constitucional en Antofagasta. ver video:

https://youtu.be/ASffF_PxPpk

 

 

RESUMEN NUEVA CONSTITUCION.pdf

RESUMEN NUEVA CONSTITUCION

 

¡Quiero que además te motives a leer el borrador de texto constitucional! Y que te informes para tomar una buena decisión, por ti, por tu familia y por tu país

Te dejo los que a mi gusto son los 4 ejes más preocupantes, te aseguro que los reconocerás ni bien empieces su lectura.

4 ejes   https://www.instagram.com/tv/Cdo14z6gflo/?igshid=YmMyMTA2M2Y=

Pero detallemos brevemente cada uno.

El primero de ellos es el indigenismo ¿Dónde podrás notar estos excesos y sus efectos?

https://www.instagram.com/reel/CdqsY4VgpLP/?igshid=YmMyMTA2M2Y=

Un segundo eje, es el de la desigualdad ante la ley y la justicia. Un punto triste y contrario a las demandas que dieron inicio a este proceso, y que pedían en las calles más igualdad entre todos los chilenos.

https://www.instagram.com/tv/CdtneC5Ayqv/?igshid=YmMyMTA2M2Y=

Un tercer eje, es la letra chica en los derechos sociales como Salud, Vivienda o Educación.

https://www.instagram.com/tv/CdyKk0SgW9o/?igshid=YmMyMTA2M2Y=

Un cuarto eje, es el de un crecimiento desbordado del Estado y la burocracia. Además de la concentración del poder para perpetuar ideologías.

https://www.instagram.com/reel/Cd3lahmAUb1/?igshid=YmMyMTA2M2Y=

Infórmate, opina, comparte. #HazteCargo, #ChileTeNecesita más que nunca.

 

Nos jugamos Chile

Por Juan Pablo Zúñiga H. |

No es sorpresa para nadie el estreno en sociedad del borrador de la propuesta constitucional. Lo que realmente no debería ser sorpresa para nadie, son los elementos asociados a este evento, desde la ceremonia en Antofagasta, hasta su contenido.

De principio a fin, la CC ha sido motivo de burlas, escándalos y, lo más lamentable, de división. Surgió de la violencia y de la división y cumplió su cometido de ahondar y explotar ambos elementos que tanto había costado mejorar a lo largo de años. Por ello, no es de extrañar que la ceremonia de entrega del borrador fuese en Antofagasta, donde la inmigración descontrolada ha cambiado la demografía -cambios que la propuesta constitucional apunta a profundizar- sumado al “emblema” que debe tener en los círculos revolucionarios esta ciudad, que fuese escenario de violentísimos actos insurreccionales en los días posteriores al golpe de la extrema izquierda. Así mismo, la bandera nacional, el himno y el escudo, tres elementos simbólicos de unión no estuvieron presentes, pero sí la supuesta bandera mapuche, feminista y otros movimientos sociales.

La tapa del texto en que fuera presentado el borrador muestra la bandera chilena hecha a partir de 28 círculos alternados con figuras geométricas ovaladas. Usted podrá decir que estoy hilando muy fino, pero tanto se ha hablado de plurinacionalismos, tanto han despreciado la chilenidad y los símbolos que nos unen, que la representación desmembrada de la bandera -y la estrella ligeramente inclinada, a la usanza del MIR- es un simbolismo claro que nos enrostra a lo que vinieron.

Los espectáculos absurdos y violentos contra el alma nacional de la CC ya no son novedad. El contenido, tampoco lo es, pues va en línea con el ideario revanchista y estatista de la “cofradía de los 105” convencionales que, con muy poca inteligencia y mucho odio acumulado, vinieron a ofrecernos un texto que a estas alturas adquiere el estatus de sagrada escritura para las izquierdas radicales y para tanto jovenzuelo ABC1 que se tragó el cuento. Le recomiendo leer el texto y verá que no necesita ser un jurisconsulto para detectar inconsistencias, contradicciones y frases cuidadosamente elaboradas cuyo fin es el desmonte de la República para crear el “cielo en la tierra”, donde ni usted, ni yo, ni cualquiera que se declare chileno tiene cabida, a excepción de nuestros bienes.

Con ello en mente, y sabiendo que las izquierdas inspiradas y dirigidas por el PC son de “tiro largo”, tenemos que saber que ellos van a apostar a profundizar su revolución. A eso vinieron y -como declarara extraoficialmente uno de los convencionales del PC- “no van a perder la oportunidad”. Pase lo que pase el 4 de septiembre, ellos van por más. Especialmente si gana el rechazo, no tenga duda que, así como desplegaron todo su capital para forjar -y forzar- las condiciones que iniciaran la revolución en curso, literalmente tirarán “toda la carne a la parrilla” en una nueva asonada de violencia que ya han advertido, y, para ello, el gobierno del Sr. Boric será un actor principal.

¿Cómo lo harán? Si gana el rechazo, y considerando la inviabilidad del gobierno (creo que tiene grandes posibilidades de no terminar su período), es muy probable que su último esfuerzo, antes de inmolarse en su fracaso, fuerce todas las condiciones para forjar una asamblea constituyente. Para ello el gobierno saldrá de La Moneda y se volcará totalmente a la calle. Ahora, ¿tendrá apoyo de esas masas que fueron instrumentales para llevar la CC y al gobierno al poder? Ya hay síntomas que ello no será así.

En definitiva, demás está decir que en estos meses nos jugamos Chile. En una mesa redonda -organizada por Foro Republicano- con los convencionales Álvarez y Arrau, señalaban que efectivamente estamos atravesando por un momento crucial para Chile, en el cual -a diferencia de otras elecciones-, la historia de nuestra República y su porvenir están en juego. Que el viejo cántico “Chile es y será un país en libertad”, nos inspire a continuar como simples ciudadanos dispuestos a cuidar nuestro hogar en esta tarea que he llamado de “salvación nacional”. Para ello debemos tener claro que la opción rechazo no tiene color político, que la constitución de la República vigente no está muerta como quieren hacer creer. Así mismo, tenemos la tarea de leer y analizar el borrador propuesto, de manera de seguir en la ardua labor de hacer entrar en razón a tanta mente que será seducida por promesas vacías.

 

 

 

Amenaza constitucional en educación

Por María Paz Arzola |

 

Finalmente, la Convención terminó de votar los artículos relativos a educación y hay al menos dos materias que generan preocupación. Primero, la amenaza que se impone a la continuidad y desarrollo de proyectos educativos distintos al modelo único que se describe en el texto aprobado. Por un lado, debido al rechazo explícito a la libertad para crear y gestionar establecimientos, pero en especial porque se introduce el deber de que la educación se oriente por una serie de principios y fines que, dada su extensión y detalle, podrían ser incompatibles o limitar las visiones alternativas. Si a ello sumamos que se constitucionaliza la inamovilidad para todos los docentes y la libertad de cátedra sin circunscribirla al proyecto educativo, es posible anticipar que los espacios de gestión autónoma se reducirán al mínimo.

Segundo, preocupa la gran incertidumbre en la que se deja a la mayoría de las familias chilenas que hoy ejercen su derecho a la educación en un colegio o institución de educación superior no estatal, debido a que no se les asegura la continuidad del financiamiento público que hoy reciben. Ello ocurre pues, a diferencia de la Constitución vigente, que obliga al Estado a financiar un sistema educativo en sus diferentes niveles sin explicitar quién debe proveerlo, el texto propuesto por la Convención reduce el ámbito de dicho deber solamente a la educación estatal. Así, crea una vía a través de la cual se deberá –dado que los recursos públicos son limitados- otorgar un trato inequitativo a estudiantes con iguales necesidades, favoreciendo a quienes asisten a un establecimiento estatal, por sobre quienes prefieren legítimamente uno administrado por un particular.

Con todo, es incierto lo que ocurrirá con los 2 millones de familias que hoy acceden a establecimientos escolares privados en virtud de la subvención que reciben. O qué pasará con el 92% de los niños y jóvenes con discapacidad o condición permanente que hoy asisten a un colegio particular subvencionado. En ausencia de un mandato explícito, ¿seguirán todos ellos obteniendo el apoyo financiero del Estado para elegir su educación?

Del mismo modo, frente a la obligación constitucional de priorizar a las instituciones del Estado, será el gobierno de turno el que deba evaluar si seguir o no destinando recursos fiscales para costear las ayudas estudiantiles que hoy permiten que más de 700 mil estudiantes puedan financiar su educación superior en una universidad, centro de formación técnica o instituto profesional privado.

En suma, aun cuando en paralelo se enuncie la libertad de enseñanza, lo cierto es que, sin autonomía educativa ni financiamiento suficiente, en la práctica esta podría quedar como letra muerta, eliminándose la posibilidad real de que se desarrollen y prosperen alternativas educativas diferentes al modelo estatal y que estas estén disponibles para familias de diversa condición socioeconómica.

Nota: Este artículo fue publicado originalmente por La Tercera, el domingo 15 de mayo de 2022.

 

La tranquilidad de don Mario

Por Natalia González 

 

El ministro Marcel señaló “los temas de la Constitución económica están casi todos despejados”; “el derecho de propiedad está quedando claramente establecido”. También el Banco Central, “cuya autonomía constitucional ya fue declarada”. El Poder Ejecutivo, dijo, mantiene “autoridad sobre el presupuesto, con una regulación casi idéntica a la actual, y las leyes que afectan los impuestos y los gastos son todas de concurrencia presidencial necesaria”. “Todas estas cosas, respecto de las que había temores, se han ido resolviendo. De lo que se conoce como Constitución económica, según entienden los especialistas, no se encuentran en el texto ya aprobado normas que pongan en riesgo proyectos o inversiones”.

Sorprenden sus declaraciones. Primero porque el texto pone en severo entredicho la certeza jurídica para realizar actividades relacionadas con recursos naturales que, en Chile, sostienen nuestra economía. Sin certeza no se atraen o mantienen inversiones que generan desarrollo humano. Por ejemplo, el título administrativo para usar o aprovechar las aguas no generará derechos de propiedad, y será, además, incomerciable. Está fuera del comercio humano en términos absolutos. No se trata de una prohibición temporal de enajenar, sino que no cabrá sobre él ningún acto jurídico de derecho privado. El campo vale así, cero.

Don Mario está satisfecho porque el Banco Central será autónomo constitucional. Pero la declaración no basta: es clave cómo se nombran y remueven los consejeros. Serán más consejeros (7), pero no sabemos con qué frecuencia se renuevan y si lo serán de a pares o tríos, lo que generará nuevas dinámicas. Y si salimos un poco de las ramas y vamos al bosque, veremos que el Presidente de la República puede ser reelegido y en esos ocho años nombrar, con acuerdo de mayoría simple del Legislativo, a una mayoría de los consejeros. Sobre la remoción, se señala “novedosamente” que es objeto del Banco contribuir al bienestar de la población. Luego emula la ley actual del Banco y establece un mecanismo para hacer valer la responsabilidad de los consejeros ante la Corte Suprema, siendo una de las causales para removerlos que “haya concurrido con su voto a decisiones que afectan gravemente la consecución del objeto del Banco”. Solo que ahora el objeto del Banco incluirá el velar por el bienestar de la población. Los parlamentarios, titulares, entre otros, de la acción acusatoria, podrían estimar, en el octavo retiro de fondos de pensiones, que el Banco no veló por el bienestar de la población al manifestar sus reparos y al subir las tasas de interés ex post.

Está tranquilo con el derecho de propiedad. Pero la indemnización ya no será igual al daño patrimonial efectivo, sino al justo precio. Dicen que es lo mismo, pero si cambió no es para que todo siga igual. La ley lo determinará con el solo límite de lo justo; vaya límite. Esa ley será dictada por el Congreso de Diputados, que decide estos temas por mayoría simple, y no pasan por la Cámara de las Regiones (el derecho de propiedad no es ley de acuerdo regional). Y si esta igual lo quiere revisar, tendrá solo 60 días y si al Congreso de Diputados no le parecen las sugerencias, le basta no acoger sus propuestas por mayoría. Luego, el artículo siguiente mandata al Estado a otorgar reparaciones a los pueblos indígenas, preferentemente con la restitución de tierras mediante expropiación. El Estado tiene recursos escasos y debe legislar. Los incentivos indican que el justo precio será aquel que le quite el menor pedazo posible de la torta al Estado, sobreexigida, además, con múltiples derechos sociales. Más aún si el Congreso que debe resolver el justo precio estará integrado, como la Convención, por escaños reservados indígenas, que están interesados en la pronta restitución. Para qué decir que no se incorpora el pago al contado y en efectivo.

Por último, y aunque el ministro no se haya referido a ello, que nuestro sistema político deje fuera a la Cámara de las Regiones de la revisión de leyes sobre el mercado de valores, financiero, laboral y de seguridad social, y que el salario mínimo y la seguridad social -que no tenga gasto público directo- hayan salido de la órbita de la iniciativa exclusiva del Presidente (no son siquiera de concurrencia necesaria), presenta un problema de economía política que ya hemos vivido en Chile y que llevó a reformar la institucionalidad para enrielarla, pero ahora vuelve a retroceder.

Es curioso que quien tiene pergaminos, trayectoria y oficio de sobra espere que todo se comporte más o menos igual si todo cambia. Salvo que sus declaraciones no las haga desde la trayectoria, sino desde el proyecto político en el que decidió insertarse.

Nota: Este artículo fue publicado originalmente por El Mercurio, el domingo 15 de mayo de 2022

Más Artículos

Artículos de Opinión

Comentario de  Patricio Quilhot,  13.Agosto. 202...

Escuche los siempre interesantes comentarios políticos de la realidad nacional de Dn. Patricio Quilhot; ¡𝑰𝑴𝑷𝑬𝑹𝑫𝑰𝑩𝑳𝑬! :

Leer más

Artículos de Opinión

Nueva constitución

Vea lo que opina un político de izquierda:   Y lo que opinan los pueblos originarios: https://fb.watch/eTTl8p1vWo/?fs=e&s=cl https://fb.watch/eU3Owur6r5/?fs=e&s=cl  

Leer más

DD. HH.

La verdad al final sale, ahora es el tiempo de la ...

Un maquiavélico «Pacto de Silencio» de quienes se coludieron para inculpar al Coronel Julio Castañer y destruir su vida personal y familiar. Un falso testimonio, comprado por un periodista avalado...

Leer más