Maniqueísmo a la orden

Villegas

Fernando Villegas en La Tercera 01 de Noviembre 2015 (Resumen)

En alguna de sus numerosas intervenciones orales -su día laboral comienza, casi cada mañana, celebrándolas en 24 Horas y CNN, la Presidenta le notificó a la nación el pronto arribo de una nueva y sustantiva expectoración de democracia: será el proceso de educación cívica por el cual el ciudadano común, quien rara vez lee y/o entiende lo que lee, quien está más preocupado de no ser asaltado a la salida o al regreso a su casa y/o le importa un comino el tema constitucional, aun así o precisamente porque es así será sometido a la condición de diligente alumno de una manada de profesores contratados o supervisados desde un organismo ad hoc dirigido por Camilo Ballesteros, joven y disciplinado militante comunista

Como era de esperarse el elenco estable de militantes, apitutados, funcionarios, bataclanas, viejas pitucas progres, honorables y voceros oficiales y oficiosos de la NM croó ruidosamente su aprobación. También aplaudieron a rabiar. Ya se sabe; el aplauso del gobierno por sí, ante sí y para sí se ha hecho costumbre siguiendo en eso los protocolos cortesanos de las asambleas del PC de la fallecida URSS y del aún rozagante PC de China. Lo que no merece ni un “quizás” ni un “tal vez” es la inclinación constante y absoluta de las agrupaciones de izquierda por predicar grandiosas iniciativas como esta, a las cuales asocian las más apocalípticas predicciones si acaso aquellas no se ejecutan. Siempre sus revelaciones mesiánicas mentan “las transformaciones profundas”, la “revolución”, la creación del “hombre nuevo” o cuando menos la “refundación”, mientras siempre sus advertencias proféticas nos amenazan con “explosiones sociales”, el “derrumbe del sistema”, “el colapso de la globalización” y “el fin del capitalismo” la próxima semana. Inspirados quizás menos por Marx que por San Juan, nos dicen ahora lo mismo: sin el reemplazo de una Constitución “espuria en su origen” -léase el Génesis- el país se caerá a pedazos.

Sin embargo es preciso considerar seriamente el hecho de que en compañía de esa vocación quiliástica, mesiánica y profética convive, en el espíritu de la izquierda, un certero oportunismo electoral que le ha dado muchas victorias. Siendo su base política natural las “grandes mayorías”, las que en su gran mayoría tienen un largo historial de reclamos, quejas y rencores por el modo como los trató injustamente la vida, la sustancia medular de su credo y evangelio, lo que le da su irresistible y perenne eficacia.

Siempre ha de haber gentes perversas y culpables de los males sufridos por doña Juanita de modo que ella sea inocente, irresponsable de su situación.

Sin carretones cargados de gente camino a la guillotina no hay revolución social que valga la pena.

Es entonces comprensible sospechar que el “debate constitucional” es el especioso pretexto con el que se preparará esa cancha en esta ocasión. Será la “campaña del Sí” 2.0.  En ella se alinearán a las fuerzas del Mal y del Bien.

Si alguien espera, entonces, alguna clase de debate serio, jurídico, razonado y reflexivo acerca de la ley fundamental de la República bien podrá quedarse esperando hasta el día cuando las trompetas nos congreguen al valle de Josafat. Volveremos a ver una invocación  para resucitar a los vampiros de siempre y luego como exorcismo para destruirlos; veremos una vez más, siendo exhumados de sus tumbas, los restos del pinochetismo; veremos reaparecer los espectros del manoseado y siempre útil fascismo; veremos a operadores, activistas y energúmenos de barbita y bigote matoneando en las asambleas ciudadanas; veremos finalmente al hada benevolente dándole el beso de la resurrección al príncipe de la democracia. Seremos salvados y probablemente el crecientemente encanecido ME-O en conformidad con los consejos de su maquillador político, se hará cargo del pastel.

En ningún caso todo está consumado. A las fuerzas de la historia les encantan los chistes de mal gusto y rara vez quienes planifican un proyecto a mediano o largo plazo se salen con la suya. Por donde menos esperan salta la liebre.

¿Cómo, cuándo, quién, dónde? Lo ignoramos. Los populismos confesos o camuflados tienden a perpetuarse, pero simultáneamente son de enorme fragilidad. Quién sabe qué brotará de esa antinomia…

 

Más Artículos

Artículos de Opinión

Gabinete de Locuras y Peligros

A la mayor parte de los futuros ministros no los conozco ni sé nada de ellos, pero saltan a la vista algunas irracionalidades evidentes de la nómina: ¿qué tienen que hacer un periodista en Agricul...

Leer más

Artículos de Opinión

“Durante más de dos años ha habido una especie...

Por Sergio Muñoz Riveros: Una reunión virtual en que los “primera línea” de Chile y Colombia compartieron tácticas, confirma la tesis que el analista Sergio Muñoz Riveros ha venido repitiendo...

Leer más

Artículos de Opinión

LA ARAUCANÍA ¿CAMINO SIN RETORNO?

La imagen del General Luis Cuellar desafiando a los terroristas de la Araucanía a que se enfrenten con el Ejército en vez de andar matando a gente inocente, nos ha remecido. Pero, la pregunta salta ...

Leer más